Iustic Abogados - Servicios Juridicos - Asesoramiento y Consultoria

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Se crea el Impuesto sobre los Depósitos de Clientes en las Entidades de Crédito en Andalucía

E-mail Imprimir PDF

Su entrada en vigor se establece a partir del 1 de enero de 2011

Se trata de un impuesto propio de la Comunidad Autónoma de Andalucía y de carácter directo que grava a las entidades de crédito por la tenencia de depósitos de clientes que comporten la obligación de restitución.

Las entidades bancarias no podrán repercutir a los clientes ni a terceros la cuota del impuesto.

La base imponible la constituye el importe resultante de promediar aritméticamente el saldo final de cada trimestre natural del período impositivo, correspondiente a la partida «4. Depósitos de la clientela» del Pasivo del Balance reservado de las entidades de crédito, incluidos en los estados financieros individuales, y que se correspondan con depósitos en sedes centrales u oficinas situadas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía

La cuota íntegra será el resultado de aplicar a la base imponible la siguiente escala de gravamen:

BASE IMPON. HASTA (€)   CUOTA ÍNTEGRA (€)  RESTO BASE IMPON. HASTA (€) TIPO APLICABLE
                                                                         150.000.000                           0,3
     150.000.000                   450.000                    600.000.000                           0,4
     600.000.000                2.250.000                     en adelante                           0,5

Se prevén las siguientes deducciones:

1.  200.000 euros cuando el domicilio social de la entidad de crédito se encuentre en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

2.  5.000 euros por cada oficina situada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Esta cantidad se elevará a 7.500 euros cuando la oficina esté radicada en un municipio cuya población de derecho sea inferior a 2.000 habitantes.

3. Deducciones específicas. Serán igualmente deducibles:

a) Los importes de aquellos créditos y préstamos, así como de inversiones, destinados en el ejercicio a proyectos de Andalucía en el marco de la Estrategia para la Economía Sostenible, que se concierten con la Consejería competente en materia de Hacienda, y previo informe de la Consejería con competencias en la materia.

b) Los importes destinados a la Obra Social de las Cajas de Ahorro y el Fondo de Educación y Promoción de las Cooperativas de Crédito, efectivamente invertidos en el período impositivo en Andalucía.

El período impositivo de este impuesto será el año natural y se devengará el último día del período impositivo.

Las entidades de créditos deberán determinar e ingresar la deuda tributaria mediante el sistema de declaración-liquidación en el mes de julio de cada ejercicio y además están obligados a realizar un pago a cuenta en el mes de julio de cada ejercicio, correspondiente al período impositivo en curso.